GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Vida de San Juan Maria Vianney en dibujos


Vida de San Juan María Vianney en dibujos (1)










Encaramado en una colina rodeada de hermosos valles, Dardilly es un pequeño pueblo cerca de Lyon













Allí nació Juan-Maria Vianney, conocido más tarde bajo el nombre del Santo Cura de Ars

















Matthieu Vianney, su padre, era un buen cristiano, se casó en 1778, con una hija de la aldea de Éculy, que se llamaba María y era una excelente cristiana.
María Vianney esperaba que sus hijos crecieran para inculcarles el amor a Dios.












Ya a los dos años, Juan María se une junto a los demás miembros de la familia para compartir la bella oración de la tarde que es el mejor momento en la vida de las familias cristianas

















Como premio a una buena acción, su madre le regalará una imagen de la Virgen en madera, una imagen de la que no se separará nunca, ni de noche ni de día.


Vida de San Juan María Vianney en dibujos (2)













En 1789 estalla la revolución francesa y con ella la persecución a los sacerdotes que no acatan los ideales de la Revolución


















La familia Vianney como tantas otras familias fieles a la Iglesia, tienen que celebrar la eucaristía a escondidas.













Muchas iglesias son cerradas y sus campanas silenciadas
















Se derriban muchas cruces y símbolos religiosos públicos




















Incluso se incautan pequeños objetos de piedad popular, pero Juan María no se separa nunca de su imagen de la Virgen María


Vida de San Juan María Vianney en dibujos (3)














Juan María ya es un chico de 7 años, y a esta edad empieza a ayudar en las tareas del campo.













Junto a su hermana Gothon, también se encarga de llevar a los animales por bellos parajes.










Otros niños de Dardilly también guardan sus rebaños. Ellos quieren ver a que juega Juan María y se dan cuenta de que ya ha empezado a hacer sus primeros sermones.











También organiza procesiones con los otros niños, en las que él se reserva el papel que le toca al sacerdote.



















También participa en las clases de la Escuela, en las que se muestra como un alumno aplicado y se lleva los elogios de su maestro.














Además Juan María se muestra muy sensible con los pobres y necesitados a los que intenta ayudar en todo lo que puede.












Gracias a la bondad y generosidad de Juan María, la casa de los Vianney se convierte en un lugar de acogida donde se pueden llegar a encontrar hasta una veintena de pobres.


Vida de San Juan María Vianney en dibujos (4)




















La Primera Comunión de Juan María fue un momento muy especial para él, aunque como consecuencia de la persecución religiosa tuvo que hacerse fuera de la iglesia y a escondidas.













Con la llegada de Napoleón Bonaparte al poder cesó la persecución religiosa




















Los sacerdotes volvieron del exilio y las iglesias volvieron a abrir sus puertas













En Dardilly, alrededor del año 1802, el anciano párroco, el Padre Rey volvió de nuevo a la parroquia aclamado por sus feligreses














En la Pacua de ese año las campanas de las iglesias volvieron a repicar, anunciando la victoria de Cristo. La resurrección de la iglesia de Francia













Es entonces cuando Juan María se convierte en un apasionado adorador de la Eucaristía con su presencia constante delante del sagrario de la iglesia


















En la oración descubre que Dios le llama al sacerdocio, decisión que decide comunicar a su madre, que recibe la noticia con gran alegría




















Preguntado por su madre los motivos por los que quiere ser sacerdote, Juan María responde rotundamente: "Para poder salvar muchas almas"


Vida de San Juan María Vianney en dibujos (5)


















A los 19 años, Juan María se incorpora a un grupo de chicos que también quieren ser sacerdotes y que son preparados por el Padre Balley















Juan María se esfuerza todo lo que puede con los estudios, pero se da cuenta de que tiene verdaderas dificultades con el latín




















La preocupación que tiene Juan María le lleva a pensar que a lo mejor el sacerdocio no es su camino, pero el Padre Balley le anima continuamente para que no se desanime.













En medio de esas dudas, recibe el sacramento de la Confirmación, desde ese momento siempre firmará como Juan María Bautista Vianney












En 1812 Juan María Bautista dará un gran paso en su camino para ser sacerdote incorporándose al Seminario de Verrières, dependiente del Seminario de Lyon, donde se encontrará con otros 200 jóvenes.




















Los Superiores de Juan María Bautista no ven clara su ordenación por sus flojos estudios, especialmente con el latín. Eso obliga al Padre Balley a interceder por él ante el Vicario General de la diócesis para que pueda ser ordenado.












El Vicario General pregunta al Padre Balley si Juan Maria Bautista es un modelo de piedad y si tiene devoción a la Virgen María, a lo que el Padre Balley responde que es admirable su vida de meditación y de piedad y la forma de rezar el Santo Rosario.















Ante esa respuesta, el Vicario General decide aceptarlo para ser ordenado, a pesar de sus dificultades con los estudios.











De esta manera Juan María Bautista recibe el diaconado, ya no hay vuelta atrás. ¡Será sacerdote!



















Ya falta poco para el gran momento. El obispo interroga a Juan María Bautista para estar seguro que puede ordenarlo sacerdote


















El obispo queda gratamente sorprendido por la ilusión y las ganas de ser sacerdote de Juan María Bautista y no pone ningún obstáculo a su ordenación




















Superados todos los obstáculos recibe la soleme ordenación sacerdotal. Ya se ha cumplido su sueño: Ya es SACERDOTE.













El primer destino como sacerdote es el de ayudar a un viejo conocido: El Padre Balley, se le asigna como vicario de su parroquia.


















El Padre Vianney empieza a celebrar sus primeros sacramentos: sus primeros bautismos...



















Prepara con dedicación y entusiasmo sus primeros sermones...

















También empieza a dar muestras de su extrema sobriedad y austeridad, algo que se demuestra en sus comidas.















El nuevo vicario, empieza a ganarse la feligresía y su confesionario empieza a llenarse de fieles que quieren confesarse con él.













También se gana el cariño de los niños con sus sentidas y emotivas sesiones de catequesis.











Pero la salud del Padre Balley empieza a resentirse, el Padre Vianney debe impartirle los últimos sacramentos.











Finalmente llega la triste noticia: El Padre Balley ha fallecido.












Al poco tiempo de morir el Padre Balley, los superiores del Padre Vianney deciden buscar un nuevo destino para él. Tiene que ser un sitio pequeño ya que no lo ven con facultades para tener una gran responsabilidad.




















El Vicario General es el encargado de comunicar al Padre Vianney su nuevo destino: será el pueblecito de ARS

Vida de San Juan María Vianney en dibujos (7)












El 13 de febrero de 1818, el Padre Vianney acompañado de dos ayudantes recorre los 30 kilómetros que separan Ecully de Ars.













Por el camino encuentra a un chico, Antonio Givre a quien le pregunta como llegar al pueblo de Ars. Una vez informado, el Padre Vianney le contesta con la conocida frase:"Tu me has enseñado el camino hacia Ars, yo te enseñaré el camino del cielo"



















Al llegar a Ars y entrar en su iglesia, la decepción no puede ser mayor. El estado del templo está en unas condiciones lamentables.



















Ni siquiera el Sagrario se salva del desastre. Nuestro santo tendrá mucho trabajo, tanto material como espiritual.




















El Padre Vianney no se desanima y con gran emoción celebra su primera Misa como párroco de Ars.




















Poco a poco el nuevo párroco va arreglando la iglesia tanto su exterior como su interior.













Y hace traer nuevas imágenes, para embellecer el templo.

Vida de San Juan María Vianney en dibujos (9)











Los grandes logros del Padre Vianney en Ars no han cambiado su vida personal, que sigue viviendo en una extrema austeridad.











No se preocupa de sí mismo, pero si de los demás, especialmente de las muchas personas desvalidas y necesitadas que también llegan a Ars.






Es para ellos que funda "La Providencia" un lugar donde los pobres y marginados encuentran un sitio para poder dormir, y una mesa para comer.










El Cura de Ars no para de hacer el bien, y eso indigna al "Grappin", es decir "el Uñas" que es como él llama al demonio que no le deja dormir por las noches.









La fama del Padre Vianney se extiende y no paran de llegar peregrinos para ver a su párroco. En 1845 se calcula que llegan unas 400 personas al día.













En la estación de trenes de Lyon, incluso se abre una taquilla especial permanente exclusiva para los viajeros que van a Ars.


Vida de San Juan María Vianney en dibujos (10)












El exceso de actividad y el ritmo de vida sin reposo van envejeciendo progresivamente el rostro del cura de Ars.













A veces tiene que respirar agua de colonia y ponerse una compresa en la frente para suavizar sus migrañas.







Pero no por ello cambiaba su ritmo de vida, llegando a confesar incluso hasta 19 horas en un día








Además el diablo no para de atormentarlo con sus tentaciones y sus visitas nocturnas.










Incluso está tentado de huir de Ars, alejandose de las masas que lo buscan cada día, pero no consigue su objetivo.







El 30 de julio de 1959 ya no podrá levantarse de la cama.






El jueves 4 de agosto de 1859, a las 2 horas de la mañana fallece a los 73 años, después de ser durante 41 años párroco de Ars.






El 6 de agosto se celebra su entierro multitudinario. Participan 300 sacerdotes y más de 6000 fieles.











El año 1905 es beatificado por el Papa Pío IX y en 1925 es canonizado por Pío XI











El año 1929, Pío XI proclama San Juan María Vianney patrón de todos los párrocos del mundo. En el año 2009 el Papa Benedicto XVI convoca un año Sacerdotal con motivo de los 150 años de su muerte y proclama al Cura de Ars como patrón de todos los sacerdotes
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores